Si me has buscado para que te ayude a adelgazar deberías saber que tras 15 años de práctica en consulta con el foco puesto en ayudar a alcanzar un peso determinado y a la vez ayudando en la recuperación de Trastornos de la conducta Alimentaria, mi enfoque ahora es distinto. Tras una profunda reflexión, valoración ética de mi experiencia y mucho esfuerzo de estudio y trabajo personal, he centrado mi método en un nuevo enfoque, que por novedoso o sorprendente que te parezca está sustentado en la ciencia.

Ahora mi trabajo es muy distinto al de “ponerte a dieta y vigilar tu peso o composición corporal”. Con este nuevo enfoque, lo más difícil del proceso se hace al principio y los resultados llegan más tarde, pero para quedarse. Hacer una dieta restrictiva, por el contrario, te aporta resultados inmediatos pero a largo plazo el 90-95% de las personas reganan el peso, de los cuales 2/3 ganan más de lo perdido.

El peso que te habías marcado como objetivo se redefine conforme avanzas en con mi acompañamiento. Comprendes que tu peso o forma corporal depende solo en parte de lo que comes, sino que depende en gran medida de tu genética, de cómo funciona nuestro cerebro y no es fácil de manipular, por ello los intentos de cambiarlo suelen ser fallidos.  Descubres qué motiva tu búsqueda de un peso determinado y a la vez sanas tu relación con la comida y con tu cuerpo. Esa motivación puede ser tan diversa como personas haciendo dieta existen, pero suele ser común la búsqueda de valorarme más, aceptarme como soy,  estar más contenta con mi cuerpo, tener libertad para comer lo que me gusta, entre otros.

Te puedo ayudar si sientes que tu alimentación está alterada, esto se puede manifestar de varias formas:

  • haces dieta crónicamente,
  • tienes patrones alimentarios rígidos,
  • te saltas comidas,
  • te sientes fuera de control con la comida,
  • tienes miedo y ansiedad entorno a la comida,
  • tienes patrones de ejercicio rígidos,
  • sufres cambios frecuentes de peso,
  • haces compensaciones por haber comido, o
  • tienes sentimientos de culpa y/o vergüenza por comer.

Mi trabajo en Sanae puede ayudarte a solucionar ciertos problemas alimentarios, pero nunca un Trastorno de la Conducta Alimentaria como Bulimia Nerviosa, Anorexia Nerviosa o Trastorno por atracón. Si sufres una patología de este tipo u otra patología psiquiátrica similar, lo indicado es tratarte de forma interdisciplinar. Para ello colaboro con psicólogos y psiquiatras especializados en LyS Psicología Nutricional. Si no estás segura de dónde situar tu problema, ponte en contacto conmigo, lo hablamos y valoramos.

En las partes duras del proceso nos apoyamos en:

Mindfulness. Te ayuda situarte en el aquí y el ahora, a calmar la mente cuando se “enreda” de nuevo en los pensamientos restrictivos como reacción a los cambios del cuerpo, tentaciones de volver a restringir, sensación de fracaso, en definitiva: boicots. Te ayuda también a redirigir tu atención y te activa una actitud de curiosidad hacia las reacciones de tu cuerpo y tu mente, en lugar de una actitud de auto-crítica.

Mindful Eating o Alimentación Consciente. Uno aprende a nutrir su cuerpo sin reglas estrictas, sin contar calorías y sin estar pendiente de la báscula, regulando la alimentación desde las señales internas de hambre, saciedad y satisfacción.

Mindfulness y Compasión. Aplicado a tu atención, pensamiento y conducta, te facilita el camino hacia el cambio en tu relación con la comida y a aceptar tu cuerpo desde un lugar de no juicio, de amor y apoyo incondicional a tu persona.

Este camino te prepara para poder hacer modificaciones en tu alimentación si tu estado de salud lo requiere, ya tras haber resuelto tu “guerra” con la comida y desde una perspectiva de autocuidado. Así, los cambios son más orgánicos y se hacen sostenibles en el tiempo.

En este camino, que requiere tiempo y paciencia, seguro encontrarás dificultades y tropiezos. Con la ayuda de técnicas de Coaching Nutricional apoyaremos tu evolución sin que sientas la  presión de reglas externas.

 

“Aprenderás a que comer para cuidarse es mucho más motivante y gratificante que comer para modificar el tamaño o forma del cuerpo.”

Cómo funciona mi trabajo:

En la primera sesión hacemos una evaluación completa en la que hablamos de tus objetivos, de tu relación con la comida y tu imagen corporal, incluyendo tu historia dietética, clínica, tus hábitos actuales y más. Identificaremos las áreas a trabajar y establecemos prioridades.

Establecemos una estructura y relación equilibrada con la comida (planificación y organización de comidas, horarios de comida y descanso,…) y una rutina de ejercicio, desde donde experimentar qué hábitos echas de menos, en qué medida te beneficiaban y qué nuevos te hacen sentir mejor a nivel físico y emocional (solo éstos serán los sostenibles). Y alcanzado este punto, añadir el componente del objetivo nutricional, bien sea adelgazamiento, mejora de salud digestiva, etc.

A la vez, empezarás a conectar con sensaciones corporales internas como la respiración a través de prácticas de Mindfulness, que más tarde iremos ampliando para que aprendas a responder a las señales físicas de hambre o saciedad y a dar respuesta también a tu necesidad de obtener satisfacción a través de la comida, que no sea solo “me siento bien porque como lo que no engorda y me siento mal porque consigo evitar lo que sí engorda”. En las sucesivas sesiones, a la vista del registro y lo que me transmitas sobre tus sensaciones con las primeras prácticas de meditación, avanzaremos en este sentido.

2º Haremos Educación Nutricional y trabajaremos en la reestructuración de pensamientos fruto de las varias dietas que has hecho y su fracaso a largo plazo: Pensamientos que han podido boicotear la estabilización de tu peso. Aprenderás acerca de lo que te engorda o no, de cómo funciona la regulación del peso corporal, en qué manera te influyen a ti personalmente las creencias típicas de la cultura de la dieta, daremos la vuelta a tus ideas sobre tu relación con los alimentos y sobre tus miedos a experimentar de nuevo la frustración de no alcanzar tu objetivo de bajar y mantener el peso. También trabajaremos sobre tus fortalezas para superar obstáculos que vayan surgiendo en tu proceso y boicotean el éxito, como suele ser la urgencia de adelgazar, por ejemplo.

Aprender a medir el éxito sin necesidad de una herramienta externa como la báscula o medidas corporales, sino valorando los cambios en tu relación con la comida y tu cuerpo. Algunas variables que tendremos en cuenta son: Si te sientes más atenta a tus señales físicas de hambre y saciedad, inviertes menos tiempo de tu día a día en pensar sobre qué y cuándo comer y no valoras tu día según lo “bien o mal” que has comido, te estresas menos porque no piensas tanto en los kg que pesaste ayer y los que pesarás mañana, sabes qué alimentos te complacen más y los consumes sin culpa, disfrutas más de la comida porque comes con atención plena; has soltado tu policía alimentario interno: esas reglas de comer o no según engorda o no; has tomado decisiones sobré qué y cuánto comer en base a tus sensaciones de hambre o saciedad, en base a motivos de salud y satisfacción personal más que en base a determinadas reglas de “dieta”, por tentación o culpa; has dejado de picar o de comer raciones demasiado grandes; te sientes más llena de energía…

4º Una vez, hechas las paces con la comida y la báscula y habernos desecho de la mentalidad dieta, estaremos en posición de tomar decisiones sin miedo o culpa. A esto no se llega en dos días y tampoco se libra nadie de tener tentaciones de volver a los esquemas antiguos. Pero solo tras este proceso se pueden ir haciendo cambios en tu alimentación o ejercicio que sean la respuesta a tus verdades necesidades, desde la experiencia que has ido adquiriendo (sabiduría de lo que te va bien). Cambios en tus decisiones diarias sobre qué, cuánto y cómo lo comes y del ejercicio que haces. Con mi acompañamiento, irás cambiando tu propio plan.

En definitiva aprenderás a tomar decisiones sobre tu conducta alimentaria desde un lugar de honra a tu salud y bienestar emocional, movido por la satisfacción al comer y no por las exigencias de la cultura de la dieta.

Trastornos alimentarios

Sobrepeso infantil

Sanae ONLINE

Nutrición por etapas

Mindful Eating

Coaching nutricional

Regulación del peso